18:03 | Martes 14, 2018
Santa Fe
T:
245º
H:
-10%

 

03/04/2018 | 00:00
Crean un pez robot para vigilar la salud de los océanos
En el año 2023 y por todo el arrecife donde vives los humanos han empezado a desplegar cardúmenes de peces robot para vigilar tu ambiente, monitorear la contaminación y reunir información sobre tu comportamiento. Bienvenidos al futuro, mis queridos amigos con aletas.









Es cierto, no eres un pez. Y este mundo de los peces robot como salidos de la ciencia ficción no existe. Pero tal vez llegue el día. y no dentro de mucho tiempo.

Esa es la esencia de SoFi: abreviatura de Soft Robotic Fish (pez robótico suave) recientemente revelado por científicos del Laboratorio de Inteligencia Artificial y Ciencias de la Computación del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) en la revista Science Robotics.

Los científicos explicaron cómo crearon el robot con aletas y cómo le fue en su primer chapuzón en un arrecife de coral ubicado a las afueras de Fiyi. Los peces robot como SoFi podrían ser fundamentales para comprender y proteger la vida marina que está en peligro de desaparecer dentro del frágil ambiente oceánico, el cual está bajo la amenaza debido a la actividad humana y el cambio climático.

Este robot de medio metro de largo se parece a un verdadero pez: puede nadar en el océano a velocidades de hasta la mitad de su largo por segundo y a profundidades de hasta 18 metros debajo de la superficie. SoFi usa una batería que dura 45 minutos a la vez.

Este es el pez robótico blando SoFi 1:0
Debido a que no la delatan un cable conectado a un bote, una hélice ruidosa o un cuerpo enorme, rígido, extraño o angular de un aparato metálico en la superficie, no parece molestar ni ahuyentar a los peces de verdad. Hay algunos que incluso nadan con ella. Al no estar conectada, ser suave, relativamente barata y bien tolerada, SoFi podría brindar a los biólogos la perspectiva de un pez sobre las interacciones animales en los ecosistemas marinos cambiantes.

SoFi comenzó como una cola de silicón de 23 centímetros que se movía con la ayuda de una bomba hidráulica, una combinación entre el amor por el buceo que tienen los especialistas en robótica del MIT y su trabajo con robots suaves.

"Me impresionó lo bien que funcionó, lo mucho que pude mover su cola de un lado al otro o hacer que nadara de derecha a izquierda, como un tiburón u otro pez", comentó Robert Katzschmann, un estudiante de posgrado del MIT, quien encabeza el equipo. "Pero queríamos demostrar que no solo funcionaba en una banca o en una mesa de prueba".

SoFi debía poder nadar en el mar, en varias profundidades. Por lo tanto, se requería resistencia al agua, control de flotabilidad, que se modificaran las distribuciones del peso y debían encontrar una manera discreta de compartir la información debajo del agua. También implicaba el uso de un equipo compacto.
- Tecnologia -
 

 

 
 
 
 

Derechos reservados 2009 - www.enpositivoonline.com.ar - Programación: www.cutterstudio.com.ar - Diseño: Guillermina Cicuttini (guillechic@hotmail.com)