16:36 | Martes 18, Diciembre 2018
Santa Fe
T:
245º
H:
-10%

 

21/09/2018 | 09:55
Los Senadores justicialistas rechazaron los dichos de Lifschtz
En la pasada sesión del día 20 de septiembre, el Bloque de Senadores Justicialistas del Senado Provincial manifestó su postura ante los dichos del gobernador Miguel Lifschitz, quien, en ocasión de un acto partidario, arengó a “ir por las otras once senadurías, porque necesitamos más Frente Progresista en el Senado para terminar con los chantajes y la extorsión”.
Fue el senador Rubén Pirola (Depto. Las Colonias) quien hizo uso de la palabra en la sesión para expresar el sentir de los senadores del Bloque PJ del Senado, entre los que se cuenta el senador Alcides Calvo (Depto. Castellanos). A continuación se reproduce el texto completo:











“Señor Presidente, quiero realizar la presente manifestación en función de que considero necesario e imprescindible expresar estas palabras ante los dichos del Sr. Gobernador Miguel Lifschitz, que han tomado notable repercusión pública.



El Sr. Gobernador, en ocasión de un acto político partidario que se realizó el pasado día sábado 15 de setiembre de 2018, en la Federación de Sindicatos de Trabajadores Municipales, dijo estas palabras:



“…tambièn queremos ganar màs comunas y màs intendencias, queremos defender las ocho senadurías del Frente pero también vamos a ir por las otras once senadurìas, porque necesitamos màs Frente Progresista en el Senado para terminar con los chantajes y la extorsiòn, para poder avanzar màs ràpido con los cambios, para poder tener reforma constitucional. Necesitamos una presencia màs fuerte tambièn en la legislatura…”



De dichas palabras se extrae que el Sr. Gobernador se presenta como supuesta víctima de delitos de chantaje y/o extorsión, de los cuales sindica y acusa como responsables a los señores senadores del Partido Justicialista que ocupan estas bancas de la Cámara de Senadores.



Resulta realmente grave y preocupante escuchar estas palabras y estas acusaciones de quien ejerce el Poder Ejecutivo en nuestra provincia y que por razón de la importancia y trascendencia de su función debiera ser el primero en respetar el principio de división de poderes, fundantes de todo sistema republicano y representativo, que hace a la esencia misma de nuestra democracia. Respetar la división de poderes es también honrar el ejercicio de las funciones representativas que le competen a un legislador.



Resulta injuriante que el Sr. Gobernador califique de esta manera el ejercicio de nuestra función de Senadores y sostenga temerariamente que la defensa y representación de los habitantes de los departamentos de la provincia sea una práctica extorsiva y de chantaje.



Señor Presidente, hablar de extorsión y de chantaje, es hablar de delitos, con la gravedad que ello implica, por lo cual el Sr. Gobernador debe ratificar o rectificar estas acusaciones y hacerse cargo de lo que ha dicho.



Una obligación moral y ética le exige ser honesto intelectualmente y revisar y reconsiderar sus palabras si así lo siente, pidiendo las disculpas del caso.



Y si no lo siente así, si no se retracta de lo dicho y persiste en sus afirmaciones, una obligación legal le impone el deber de denunciar los delitos perseguibles de oficio que como funcionario público tuviere conocimiento de su comisión en el ejercicio de sus funciones. Me refiero al artículo 263 del Código Procesal Penal de la Provincia de Santa Fe.



Si ese gesto se produce, con seguridad va encontrar nuestra comprensión, nuestra aceptación y nuestra voluntad de encontrarnos en las disculpas y seguir trabajando hacia adelante, que así es como se han dado los resultados positivos para todos los santafesinos.



Quiero también ofrecer una reflexión e invitar humildemente al Sr. Gobernador para que recapacite en sus posturas y piense y actúe como dirigente político desde otro plano, desde otra visión y desde otros valores, esos valores, como ejemplo, que enarbolamos desde mi generación.



Me produce una gran preocupación escuchar “vamos a ir por las otras once senadurìas...”. dicho así de una manera amenazante, como anunciando una guerra política, cuando la democracia es buscar los puntos de equilibrio entre mayorías y minorías, respetando opiniones y respetando la voluntad del pueblo que elige, conviviendo en forma pacífica, colaborando y trabajando en conjunto, sin enfrentamientos y sin divisiones artificiales, sin grietas.



Pido que tome el camino correcto.

Sepamos dar el ejemplo.

Señor Presidente, voy a pedir que por Presidencia esta manifestación sea hecha llegar por escrito mediante nota al Sr. Gobernador, para que rectifique o ratifique sus dichos y obre en consecuencia.

Esperamos, si el Sr. Gobernador lo considera pertinente, una respuesta.”
- Legislatura -
 

 

 
 
 
 
 
 

Derechos reservados 2009 - www.enpositivoonline.com.ar - Programación: www.cutterstudio.com.ar - Diseño: Guillermina Cicuttini (guillechic@hotmail.com)