3:52 | Lunes 17, Junio 2019
Santa Fe
T:
245º
H:
-10%

 

12/11/2018 | 10:51
La UIA renovó su desacuerdo con algunos aspectos del bono de fin de año
La Unión Industrial Argentina (UIA) volvió a expresar ayer, a través de su vicepresidente, Daniel Funes de Rioja, "diferencias" respecto de la implementación del bono de fin de año que el gobierno nacional oficializaría esta semana a través de un decreto.El vicepresidente de la UIA planteó, además, la necesidad de implementar "medidas complementarias" para que las pequeñas y medianas empresas (pymes) puedan acceder a financiamiento para costear el pago del bono.











Al respecto, indicó: "Estamos de acuerdo en el bono no remunerativo, pero es muy distinto el carácter relativo, sobre todo cuando las pymes hoy se financian a tasas muy altas".

Días atrás, el ministro de Producción y Trabajo nacional, Dante Sica, adelantó que las pequeñas y medianas empresas podrán pagar el bono en más cuotas.

En el ministerio adelantaron, en tanto, que el decreto se publicará esta semana e incluirá a todos los trabajadores en relación de dependencia del sector privado.

Quedan excluidos los trabajadores públicos y los privados rurales y de servicio doméstico, que tiene regímenes especiales. Los trabajadores de sociedades del Estado como YPF, Aerolíneas Argentinas y Télam tampoco están incluidos, precisaron.

Sin embargo, en la Casa Rosada estudian la posibilidad de otorgarlo a una parte de los trabajadores estatales, instancia que comenzaría a tomar cuerpo esta semana, cuando se realice una reunión con el gremio UPCN (ver aparte).

El bono a oficializar por decreto consistirá en una compensación no remunerativa de 5 mil pesos en dos cuotas. La primera, correspondiente a noviembre, se pagará en diciembre.

La segunda cuota, correspondiente a enero, se cobrará en febrero. Las empresas que paguen un adicional más alto deberán incluir aportes y contribuciones.

El artículo 2 del decreto establecerá que el trabajador que cumpla una jornada inferior a la que fija su convenio colectivo recibirá un proporcional por las horas trabajadas.

El alcance del artículo 4 también fue motivos de discusiones entre las partes: establece que el bono formará parte de la cláusula de revisión que se incluyeron en las paritarias de 2018, salvo que gremios y trabajadores acuerden de manera explícita que se pagará aparte.

Aunque podría ser reformulado ya que la CGT no está de acuerdo. Los empresarios afirman que la negociación paritaria funcionó bien y señalan los casos de los sectores que aumentaron por encima del 35 por ciento.

Asimismo, la obligatoriedad del pago es algo que molestó al sector empresario, junto con el tema de suspender despidos.

"Estamos de acuerdo en la implementación de esas medidas y en desacuerdo en algunos aspectos de su aplicación. Obviamente que, sobre la esencia, todos coincidimos", aseveró Funes de Rioja.

Paralelamente, economistas del instituto Ieral de la Fundación Mediterránea aseveraron que el bono negociado por el gobierno, la CGT y las cámaras empresariales "permitiría aumentar entre 3 y 10 por ciento la masa salarial de fin de año".

Señalaron que el bono, con un "monto fijo independientemente del nivel del salario de cada trabajador resulta un instrumento adecuado para un escenario como el actual, con deterioro del poder adquisitivo generado por el impacto inflacionario de la devaluación".
- Pais -
 

 

 
 
 
 
 
 
 

Derechos reservados 2009 - www.enpositivoonline.com.ar - Programación: www.cutterstudio.com.ar - Diseño: Guillermina Cicuttini (guillechic@hotmail.com)